Fotogrametría forense: un caso de estudio

Traducción del inglés desde el blog de Photomodeler aquí:

www.photomodeler.com/using-photogrammetry-court


Este es un artículo invitado del consultor de imágenes forenses Mike Mayda. Bio a continuación.


¿Por qué utilizar la fotogrametría en casos forenses?


La fotogrametría puede ser una herramienta muy poderosa en el análisis forense.

A menudo es útil tener una reconstrucción 3D precisa de la escena de un accidente o crimen, especialmente en los casos en los que la posición, distancia y la perspectiva son importantes. Dada la gran cantidad de fotografías tomadas en estas escenas, la fotogrametría puede ser una forma práctica para que los investigadores, abogados y liquidadores de seguros obtengan mejor información.

Además, la fotogrametría se puede utilizar para conservar o recuperar datos de medición mucho después de que haya concluido la investigación en el lugar. Esto es valioso, ya que a menudo pueden pasar meses antes de que un investigador vuelva a examinar una escena y descubra una nueva pieza de evidencia importante para la que no tiene mediciones.

La fotogrametría se puede utilizar en una amplia gama de aplicaciones forenses prácticas, que incluyen:

  • Medición de la deformación en vehículos dañados

  • Medición de marcas de deslizamiento

  • Determinación de la trayectoria del proyectil

  • Escaneo de huellas de zapatos y neumáticos

  • Medición de salpicaduras de sangre

  • Medición de altura de sospechosos

  • Mapeo y diagramación de escenas de accidentes y crímenes

¿Tiene la fotogrametría un historial de uso confiable?


Las técnicas fotogramétricas modernas tienen una larga historia de uso confiable, que se remonta a las aplicaciones militares en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la tecnología no fue accesible para uso civil hasta el advenimiento de la revolución de la computación personal en los años 90, que puso la potencia de procesamiento requerida a disposición de la población en general.

Desde entonces, la fotogrametría se ha utilizado con éxito en una amplia variedad de contextos, que van desde la arqueología y la geología hasta la arquitectura y la ingeniería.

El campo forense ha adoptado con entusiasmo la fotogrametría. Fui uno de los primeros en adoptar PhotoModeler a finales de los 90, cuando la tecnología no era muy conocida y podía ser bastante difícil conseguir que los tribunales la aceptaran como prueba. Sin embargo, a medida que la fotogrametría se ha vuelto más utilizada, esto ha cambiado.

En los últimos 15 años, no he encontrado ninguna dificultad con la aceptación judicial de las técnicas fotogramétricas, siempre que se utilicen de manera adecuada. PhotoModeler sigue siendo mi software preferido, ya que, a diferencia de muchas otras soluciones, tiene un historial de casos bien establecido en aplicación forense.

Requisitos de imagen para fotogrametría


Si bien la fotogrametría forense tiene muchos beneficios, es importante tener en cuenta que no todas las imágenes pueden usarse para la reconstrucción fotogramétrica.

Muchos fotógrafos de escenas de accidentes y crímenes están desperdiciando sin saberlo la oportunidad de capturar buenos datos geométricos, cuando unos pequeños ajustes en su proceso podrían resultar en imágenes “listas para fotogrametría”.

Como regla general, sus fotografías deben cumplir con el criterio CARDS :

  1. Consistencia: las fotos se toman con la misma cámara, zoom e iluminación.

  2. Ángulos: se han tomado fotos de la escena desde varios ángulos.

  3. Referencia: Hay objetos en las fotos cuyas medidas se han tomado como referencia.

  4. Características Distinguibles: los objetos importantes de la escena, así como sus características físicas, deben poder distinguirse fácilmente en sus fotos (al menos 2 o 3 fotos que muestren cada característica).

  5. Tamaño: los objetos importantes son lo suficientemente grandes en relación con el tamaño de la foto completa.

Si sigue estas mejores prácticas, sus fotos deben tener la calidad suficiente para fines fotogramétricos. Sin embargo, tenga en cuenta que los requisitos específicos de cada escena pueden variar. En caso de duda, siempre es mejor consultar con un experto en fotogrametría para ver si sus fotos se pueden utilizar para una reconstrucción precisa.

Caso de ejemplo: accidente en el patio de recreo


La mejor manera de ilustrar el poder de la fotogrametría forense es con un ejemplo de la vida real.

Este es un caso real en el que trabajé recientemente. Elegí este caso porque las fotos utilizadas eran, de hecho, de muy mala calidad, lo que lo convierte en una excelente demostración de lo práctica que puede ser la fotogrametría, incluso en condiciones menos que ideales.

El caso fue un tropiezo y caída que ocurrió en un patio de recreo. Había una gran casa de juegos en el patio de recreo con escalones que conducían a la estructura principal. Una señora había subido los escalones para hablar con su hijo, que estaba en la casa de juegos. Mientras bajaba, un paso en falso hizo que se cayera y se fracturara el tobillo.



Según el demandante, esta caída ocurrió debido a un agujero desgastado en la alfombra cerca de los escalones de la casa de juegos. El último escalón era más alto que los escalones anteriores y conducía a una alfombra de goma colocada sobre arena compactada. Declaró que había bajado desde último escalón hacia la irregularidad, que le agarró el pie y la hizo tropezar.

La defensa, por otro lado, argumentó que la irregularidad estaba ubicada muy lejos de los escalones y el demandante no podría haberla pisado. En cambio, era probable que la demandante se hubiera caído debido a que calculó mal la altura del último escalón y hubiera perdido el equilibrio con las sandalias de tacón que llevaba en ese momento.

Evidencia y análisis


En este caso, no fue posible determinar la distancia entre la irregularidad y los escalones mediante una simple medición, ya que la alfombra había sido reparada desde el accidente.



Lo que sí teníamos eran 3 fotografías de la escena, tomadas con una cámara de celular de baja resolución. Claramente, estas no eran imágenes perfectas y no cumplirían con los criterios de CARDS . Sin embargo, las situaciones forenses son a menudo menos que ideales, y la verdadera prueba de una técnica analítica es si puede resistir en condiciones prácticas del mundo real.

En este caso, el análisis fotogramétrico fue factible debido al escenario relativamente simple. Básicamente, solo había una variable clave: la distancia entre la falla y los pasos.

Usando PhotoModeler, pudimos generar un modelo 3D de la escena en el momento del accidente. El análisis parecía sugerir que el defecto estaba lo suficientemente lejos de los pasos y era poco probable que fuera la causa de la caída del demandante. Nuestros resultados jugaron un papel importante en el acuerdo final.

Una valiosa herramienta forense


Como ilustra este caso, la fotogrametría puede ser una parte muy valiosa del conjunto de herramientas forenses.

Para un investigador o reconstructor forense, puede proporcionar mejor información sobre un accidente o la escena del crimen. Para un abogado, la presentación de una reconstrucción visual concreta puede tener un efecto poderoso en un jurado. Cuando se aplica correctamente, el análisis fotogramétrico puede marcar la diferencia fundamental que resuelve una investigación criminal o gana un caso importante.

-

Michael Mayda  es consultor de imágenes forenses. Michael es un testigo experto especializado en fotogrametría y análisis de visibilidad. Ha estado en esta actividad desde 1977 y actualmente vive en Sacramento, California.


Entradas Recientes

Ver todo

Fotogrametría vs escaneo 3D

Traducción del inglés desde el blog de Photomodeler aquí: https://www.photomodeler.com/photogrammetry-vs-3d-scanning/ Los modelos digitales 3D se utilizan en una variedad de industrias, pero hay más d

© 2023 Created with Wix.com

NEWS
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - White Circle
  • Blogger - círculo blanco